Dra. Úrsula Wyneken y Dr. Miguel Prieto buscan un diagnóstico mejor y poco invasivo para el trastorno bipolar

La investigadora en Neurociencias de la Facultad de Medicina, lleva años en este innovador proyecto que podrá diagnosticar la enfermedad a través de un examen de sangre simple.


“Uso de Biomarcadores de proteínas en vesículas extracelulares, derivadas de plasma, para mejorar el diagnóstico del trastorno bipolar”, es el nombre del proyecto que se adjudicó un FONDEF de la doctora Úrsula Wyneken.

Tras años de estudio, esta investigación busca encontrar un método innovador, certero y poco invasivo, para mejorar el diagnóstico del trastorno bipolar y poder diferenciarlo de la depresión mayor o unipolar. El proyecto nace por la alta prevalencia de la depresión (entre un 6 a 9 % en la población de nuestro país) y que muchas veces su diagnóstico es confundido con el trastorno bipolar (3 a 4 %).

Presentar el proyecto fue posible, gracias a la colaboración del grupo de psiquiatrías de la Clínica de la Universidad de los Andes, específicamente con el doctor Miguel Prieto, especialista en trastorno bipolar.

Ambas enfermedades tienen diferentes tratamientos y el no entregar uno correcto, podría empeorar la condición del paciente.

El segundo factor que motivó a la realización de este trabajo, aseguró la doctora Wyneken, fue tras un importante hallazgo. Encontró que el cerebro libera unas pequeñas vesículas al torrente sanguíneo, que estaban llenas de moléculas que refleja el estado del cerebro. Algo que estaba fuera de la literatura médica.  

Una investigación que la doctora Úrsula Wyneken, dice, beneficiará a los pacientes con depresión y trastorno bipolar, donde se podrá identificar su enfermedad con tan sólo un examen de sangre simple. “Ambas enfermedades están asociados a estudios de riesgos de suicidio. Es algo muy grave que va en aumento en Chile”, manifestó la académica.

Un arduo trabajo, en que la idea es proponer finalmente el desarrollo de un kit (para cuantificar las moléculas en muestras de sangre) y después se pueda masificar internacionalmente.