Miércoles 19 de Agosto de 2020

Innovación UANDES y start-up TOM han donado más de 2.200 mascarillas 3D y escudos faciales

Desde La Vega hasta la Municipalidad de Punta Arenas han recibido estos artículos de protección contra el Covid-19.

La empatía y la colaboración han sido los factores que han hecho la diferencia en esta pandemia. Hay quienes se han organizado para ayudar a sus vecinos, a los adultos mayores, a los conserjes de los edificios o han decidido mostrar su gratitud y admiración aquellos que han tenido que seguir trabajando, pese al confinamiento, como el personal de Salud, de supermercados o aquellos encargados de la recolección de la basura.

Innovación UANDES y la start-up TOM también han querido contribuir con aquellos que están expuesto al Covid-19. Es así como en estos últimos meses se han donado más de 2.200 mascarillas 3D y escudos faciales a distintos organismos, instituciones y ONG.

Entre las beneficiadas están alguno de los Cesfam de las comunas de San Bernardo, Macul, Quinta Normal; los cuerpos de Bomberos de Valparaíso, San Pedro de Atacama y Ñuñoa; las municipalidades de Lo Barnechea y Punta Arenas; los hospitales de Cerro Navia, Padre Hurtado, Paine, La Florida, de la Universidad de Chile, San Borja, San José, la Posta Central y el centro médico Israelita. Además, los hogares de ancianos Beit Israel, Cisroco; la PDI de Tarapacá; la ONG Cadena; la Fundación Vivir Más Feliz; la Universidad de Santiago de Chile y la Vega Central.

Anil Sadarangani, Director de Innovación UANDES, explicó que el fin de estas donaciones es ayudar a proteger a las personas más expuestas en esta pandemia y que, al tener un dispositivo tan potente en cuanto a la protección, han querido llegar a aquellas personas que más la necesitan. “Estas donaciones se han hecho porque queremos proteger a las personas y que el desarrollo tecnológico cumpla con el objetivo de ayudar a las personas”, afirmó.

Andrés Aguilera, Fudnador de TOM Chile, dijo que “como miembros de la sociedad civil, sentimos el compromiso de aportar con la ciudadanía y colaborar en el combate contra la pandemia. Nos organizamos y de distintas maneras comenzamos a colaborar desde nuestras habilidades y conocimientos. Usando la tecnología de la impresión 3D, un grupo de empresas y la agrupación TOM Chile y con la colaboración de la Universidad de los Andes, hemos impreso mascarillas antimicrobianas de largo uso y escudos faciales, los cuales hemos donado a distintos centros de salud, hospitales y organizaciones”, afirmó.

Las mascarillas 3D son un dispositivo fabricada a base de PLACTIVE®️, polímero que contiene un potente aditivo con nanopartículas de cobre, probado antibacteriano, antimicótico y antiviral. Además, se imprimirá en 3D, lo que implica una duración potencial de ocho años. En abril fue uno de los proyectos que se adjudicó los fondos del concurso “Reto de Innovación Covid-19”, impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y Corfo, el que busca implementar innovadoras iniciativas que protegan al personal expuesto por su labor al contagio del Covid-19.