Miércoles 11 de Noviembre de 2020

Laboratorio francés valida aditivo que elimina el 99,975% del Coronavirus Humano

Cuprionix es uno de los componentes utilizado en las mascarillas 3D que Copper 3D y la Universidad de los Andes han estado desarrollando desde abril para combatir la pandemia.

Un fuerte respaldo a su efectividad recibieron los creadores de las mascarillas 3D con nano partículas de Cobre, una tecnología que ha desarrollado en forma conjunta la Universidad de los Andes, la clínica de la casa de estudios y la empresa Copper3D, ya que hace algunas semanas el Institut Pasteur de Lille, Francia, validó la capacidad antiviral del aditivo con nano partículas de Cobre utilizado en el dispositivo médico.

El laboratorio francés confirmó que, dentro de lo observado, el aditivo Cuprionix® muestra una altísima eficacia antiviral, capaz de reducir la carga viral del Coronavirus en +99,9% en menos de una hora, determinando que su acción es muy rápida y comienza alrededor de los 30 segundos, logrando una reducción viral del 60.189%, a los 5 minutos del 90%, para llegar finalmente a un plateau con una reducción viral del 99.975% a los 60 minutos.

Además, demostró que en este aditivo no se encontró ningún grado de citotoxicidad, por lo tanto además es seguro para su uso en aplicaciones que van a estar en contacto con pacientes o animales.

Anil Sadarangani, Director de Innovación de la Universidad de los Andes, dijo que esta validación corrobora lo que se planteó desde un inicio y es que el Cobre es un antiviral muy potente. “Cuando postulamos a los fondos del ministerio de Ciencia y Tecnología para combatir la pandemia, estábamos convencidos de que era una tecnología que iba en directo beneficio de las personas, en especial aquellas que están en los servicios de Salud, combatiendo al Covid. Nuestra misión es contribuir con desarrollos que sean un aporte a la sociedad y, en este caso, es uno que hoy se hace más necesario que nunca”, sostuvo.

En tanto, Daniel Martínez, Director de Innovación de Copper3D, afirmó que hoy cuentan con una poderosa herramienta para hacer frente no solo al Coronavirus humano, sino a una gran cantidad de microorganismos potencialmente letales para el ser humano. “La mascarilla Nanohack Maverick ya probó en laboratorio ser antimicrobial, por lo que podemos pensar que en el corto plazo veremos interesantes soluciones antimicrobiales en varias industrias como la aeronáutica, automotriz, transporte público, packaging de alimentos, espacios de oficina, mobiliario antimicrobial para hospitales, productos para mamás y bebés, además de un sinnúmero de soluciones antimicrobianas en el mundo de los productos de consumo masivo, como las carcasas de celulares, que ya se ha comprobado en laboratorio que tienen una altísima carga bacteriana”, explicó.

Esta tecnología fue uno de los proyectos que se adjudicaron fondos del concurso “Reto de Innovación Covid-19”, impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y Corfo, apoyado por el Laboratorio de Gobierno de la Secretaría General de la Presidencia, con el objetivo de implementar innovadoras iniciativas que buscan proteger al personal expuesto por su labor al contagio del Covid-19.