Para poder ingresar al Portafolio, el investigador debe seguir algunos pasos. El primero de ellos es la Declaración de Invención o disclosure, que es un documento oficial de la Universidad en el que se deben declara los antecedentes (datos que al sustentes, resultados) de la invención.

Este documento es revisado por la Jefa de Propiedad Intelectual, quien se reúne con el investigador y así asegurarse que el formulario cuente con la información correcta. A partir de ello, el equipo de la OTL analiza, bajo criterios definidos, el potencial comercializable de cada tecnología declarada.

Un comité, compuesto por miembros de la Dirección de Innovación y de la Facultad a la que pertenece el investigador aprueba/refrenda el resultado del análisis.

Si resulta una tecnología con potencial comercializable, se incorpora al portafolio y recibe los servicios de la OTL.

En caso contrario, se considera como un proyecto y recibe servicios según ese estatus.