Viernes 31 de Julio de 2020

Ziyad S. Haidar: “La investigación es el motor del progreso”

Se formó en diferentes universidades del mundo y ha trabajado en laboratorios de Estados Unidos, Corea del Sur, Singapur y Francia. Hoy investiga a tiempo completo mientras gestiona una red de consultorios dentales y un laboratorio de biocerámica en el extranjero.

Nació y creció en Dubai. Es hijo de padre libanés y madre francesa, ciudadano canadiense y próximamente chileno. Está casado, tiene dos hijos y hace más de seis años que trabaja en la Universidad de los Andes. Ziyad S. Haidar, investigador y docente de la Facultad de Odontología, es un hombre que conoce el mundo.

Dentista de profesión, Ziyad se graduó el 2001 en Emiratos Árabes Unidos y se especializó en implantología oral en Estados Unidos. Posteriormente viajó a Canadá donde realizó una maestría en cirugía oral y máxilofacial con sub-especialización en epidemiología y bioestadística.

Durante sus primeros años de profesión se desempeñó como cirujano dentista, iniciando su consulta privada en Dubai y luego en Montréal, las cuales han ido creciendo durante los años. Sin embargo, mientras realizaba su postgrado conoció el mundo de la investigación. “Fui testigo en primera persona de su potencial, especialmente en innovar y crear nuevas soluciones y terapias que generarían cambios en nuestro campo clínico, impactando positivamente en nuestros pacientes”, cuenta Ziyad.

Los resultados de su primera investigación, plasmada en su tesis de maestría, impactaron y cambiaron la política gubernamental en la provincia de Quebec, parte francesa de Canadá. En esta investigación Ziyad ofreció una solución para todos aquellos pacientes, mayores de 65 años que perdieron todos sus dientes, basada en dentaduras de dos implantes.

Nuestro trabajo fue innovar y patentar un nuevo dispositivo de implante dental (un accesorio para implantes dentales) y hoy se comercializa. Esto me mostró, de primera mano, que la investigación puede ser real e impactante y no solo permanecer en publicaciones, como es el pensamiento general”, señala Ziyad.

Si bien este primer acercamiento al mundo de la investigación marcaría su carrera profesional, fue en 2005 cuando se encontraba en la Universidad de McGill, en Montréal, Canadá, realizando su doctorado en biomateriales, productos farmacéuticos e ingeniería de tejidos, y al mismo tiempo en la Escuela de Negocios John Molson realizando un MBA en gerencia de organizaciones de salud, que tuvo la oportunidad formar parte de una nueva investigación que dio origen a nanoDentistry una aplicación de nanotecnología en odontología, que cambió su vida.

Esto modificó mis perspectivas, mi carrera y mi vida en general. Desde entonces he sido investigador a tiempo completo, mientras gestionó una red de consultorios dentales y un laboratorio de biocerámica en el extranjero”.

Desde entonces, Ziyad S. Haidar ha centrado su línea investigativa en el “diseño orientado al paciente, desarrollo, evaluación y traducción de bionanotecnología; biopolímeros; biocerámica; sistemas de suministro de fármacos y productos farmacéuticos y dispositivos y soluciones innovadoras médicos-dentales para la reparación, restauración, reconstrucción, reemplazo y regeneración de alternativas para defectos oro-dentales, craneomaxilofaciales y ortopédicas”, precisa el investigador.

Para Ziyad “la investigación es el motor del progreso” un “viaje curioso y desafiante”. Lo motiva diseñar, desarrollar, probar y ajustar soluciones que puedan ser utilizadas por proveedores de atención médica y pacientes, “y no solo publicar buenos artículos científicos, sino también que la investigación pueda llegar al mercado beneficiando a todos”.

Ziyad quiere transmitir a sus estudiantes y futuros dentistas que “deben ser conscientes del valor de la I+D+I (investigación, desarrollo e innovación) y deshacerse de la idea de que es aburrida o una pérdida de tiempo. Lo que estamos viviendo en estos días es un gran ejemplo de ello. El mundo, las compañías farmacéuticas, los laboratorios, así como las instituciones académicas, están compitiendo y corriendo contra reloj para producir herramientas de diagnóstico, terapias salvavidas y vacunas novedosas, superiores, seguras y efectivas, así como ayudas simples como máscaras de impresión 3D y equipos de protección personal, para el COVID-19”.

Hoy Ziyad ha fundado BioMAT´X, un laboratorio multidisciplinario, y está trabajando en su lanzamiento, como una empresa de I+D+i y spinoff de la UANDES. BioMAT’X Chile busca ser  una plataforma de resolución de problemas que ofrece al mercado soluciones tecnológicas basadas en nuestra experiencia y know-how en biopolímeros y nano-sistemas basados en lípidos y cobre que se pueden personalizar de manera beneficiosa para abordar una amplia gama de desafíos farmacéuticos, afecciones médicas y problemas oro-dentales.

Para él, Chile está en el camino correcto en cuanto a la investigación “lento, con algunos baches, que podemos abordar y superar, pero en la dirección correcta. Todo lo que necesitamos es una visión ambiciosa, una voluntad firme, un financiamiento inteligente junto con la inversión en la infraestructura necesaria y colaboraciones productivas en todo el mundo, para lograr un impacto duradero y abrir puertas en todos los niveles“.